logotipo del Colegio     Logo año mundial veterinario
Google
Página de inicio   Contactar / Sugerencias  Aumentar tamaño de letra  Disminuir tamaño de letra
Noticia - Detalle



Sección: Colegiales    Fecha: 23/07/2019


El Colegio de Veterinarios de Huesca insta a extremar las medidas de bioseguridad ganadera

Y lo hace sobre la base de la importancia que ha adquirido la ganadería en Aragón, territorio que el Colegio de Veterinarios de Huesca califica como potencia cárnica. Se están poniendo en marcha nuevos proyectos, y el profesional veterinario tiene una importancia capital en la salvaguarda de la bioseguridad en las explotaciones ganaderas.

La Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Huesca hace al respecto las siguientes consideraciones y reflexiones:

La importancia de la ganadería en Aragón se resume en unos simples datos: Aporta alrededor del 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) aragonés y supone dos terceras partes del valor añadido bruto agrario total aragonés.

Pero no queda ahí, porque los próximos años, con los nuevos proyectos que se están poniendo en marcha, se invertirán más de 500 millones de euros y se generarán en poco tiempo más de 5.000 puestos de trabajo.

Actualmente Aragón cuenta con más de 11.000 explotaciones ganaderas: 4.029 de cerdos, 3.162 de bovino, 3.009 de ovino y caprino, 559 de gallinas, y 136 de équidos.

Por primera vez Aragón se sitúa como principal productor de porcino de España, sobrepasando los 8 millones de cabezas. Aragón y Cataluña concentran más de la mitad del censo porcino total español.

En definitiva, Aragón está viviendo un aumento en el sector productivo cárnico que se traduce en un mayor número de explotaciones, incrementándose de esta forma el desarrollo y crecimiento de las empresas relacionadas y el número de puestos de trabajo.

Este buen momento que vivimos no nos puede abocar a un estado de comodidad y relajación, sino todo lo contrario; debemos estar alerta en todo momento a las amenazas (sobre todo de tipo sanitario), porque si no es así el comercio de tales producciones se verá afectado gravemente, haciendo caer estrepitosamente todo lo que hemos creado con tanto esfuerzo financiero y productivo.

Es aquí donde la figura del profesional veterinario recobra la máxima responsabilidad e importancia, ya que tenemos el privilegio y la obligación de visitar una amplia gama de instalaciones y granjas de producción como parte de nuestro trabajo diario para velar ante todo por la ampliación de las medidas de bioseguridad para prevenir la entrada de agentes patógenos que provoque brotes de enfermedades.

Así como el control y vigilancia de la fauna silvestre.

Los tres elementos principales de la bioseguridad son:

1. Separación: O la creación de barreras para limitar la posibilidad de contagio, vallando el perímetro.

2. Limpieza: Un proceso que eliminará la mayor parte de la suciedad visible de los materiales que deban entrar en granja. Y de los propios de la instalación.

3. Desinfección: Que desactivará cualquier patógeno que aún esté presente en los materiales que hayan pasado por un proceso de limpieza. Imprescindible la existencia de vados sanitarios en la puerta de acceso a la granja, tanto para personas como vehículos.

En consecuencia, más vale prevenir que curar.

Así que como profesionales cualificados que somos debemos incrementar nuestra presencia, si cabe aún más, con controles más severos y asesorando a los titulares de las explotaciones en cómo intensificar las medidas de bioseguridad, absolutamente necesarias para mitigar infecciones moderadas que afectarían de manera muy considerable la economía de Aragón y por lo tanto a un gran número de personas”.


   Zona privada
N.I.F.

Clave



Ventanilla única
Ventanilla única

Agenda

octubre 2019
L M X J V S D
 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

ver eventos del mes